¡Prepárate para recibir las mejores ofertas del año!

Anomalías de refracción visual

imagen luna

Anomalía o defecto del ojo que consiste en una curvatura irregular de la córnea, lo que provoca que se vean algo deformadas las imágenes y poco claro el contorno de las cosas.

imagen luna

Anomalía o defecto del ojo que consiste en la imposibilidad de ver con claridad los objetos próximos y se debe a un defecto de convergencia del cristalino, que hace que los rayos luminosos converjan más allá de la retina.

imagen luna

Anomalía o defecto del ojo que produce una visión borrosa o poco clara de los objetos lejanos; se debe a una curvatura excesiva del cristalino que hace que las imágenes de los objetos se formen un poco antes de llegar a la retina.

imagen luna

Es la pérdida normal de la capacitad para enfocar objetos de cerca, que tiene lugar con la edad.

Condición visual en niños


¿Sabías que los trastornos oculares son los problemas de salud a largo plazo más comunes para los niños, junto con las alergias y el asma? La buena visión es importante para el desarrollo educativo, físico y social del niño. Con muchos niños que sufren de un problema de visión no detectado, es importante estar al tanto de los signos para dar a cada niño la mejor oportunidad de alcanzar su máximo potencial.

El 50% de los padres desconocen que el comportamiento disruptivo puede ser un síntoma de problemas oculares.


Cómo detectar los problemas

Muchos niños no son conscientes de que tienen un problema de visión y generalmente intentarán adaptarse, sin saber que podrían ver mejor. Los padres y madres son las personas mas indicados para encontrar los signos.


Signos que hay que buscar

  • Un ojo gira hacia adentro o hacia afuera mientras el otro apunta hacia adelante.

  • Parpadeo frecuente.

  • Ojos rojos o llorosos.

  • Dificultad para concentrarse.

  • Cubrir o cerrar un ojo.

  • Sostener un libro muy cerca para leer.

  • Entrecerrar los ojos o sentarse muy cerca cuando miran televisión.

  • Quejas de dolores de cabeza.

  • Quejas de visión borrosa o doble.

Ayuda a tus hijos a ver y estar lo mejor posible

Con exámenes oculares regulares y pautas simples, puedes ayudar a tu hijo a lograr la mejor visión posible y prevenir enfermedades que podrían conducir a un deterioro permanente de la visión.


Niños de 0 a 2 años

Salud ocular de los niños desde su nacimiento

Desde que nace, tu hijo está aprendiendo a ver; el mundo borroso de luz y oscuridad del recién nacido progresa a la capacidad sofisticada del niño en edad escolar para manejar tareas complejas de visión. A lo largo de este proceso, los juguetes, los juegos y las actividades lúdicas ayudan a estimular el proceso de desarrollo de la visión. Sin embargo, a pesar de todos tus esfuerzos, tu hijo aún puede perder un paso en el desarrollo de la visión.

Es por eso que la atención óptica integral es tan importante a partir de los 6 meses de edad. Tu optómetra puede identificar áreas de las capacidades visuales que necesitan atención y diagnosticar problemas de visión antes de que tengan la oportunidad de afectar el desarrollo total o la capacidad de aprendizaje de tu hijo. Los lentes oftálmicos, la terapia visual, las actividades específicas o los juguetes pueden ayudar si tu hijo tiene problemas.

niño con anteojos

Consejos sobre los juguetes

Compra el equipo de seguridad adecuado para niños mayores y asegúrate de que lo usen cuando participen en deportes peligrosos para los ojos y cuando usen sets de laboratorio, herramientas de carpintería u otros artículos que puedan causar lesiones oculares. La mayoría de las lesiones oculares en los niños ocurren durante el juego o las actividades deportivas y pueden prevenirse.

Niños de 2 a 5 años

Los niños en edad preescolar usan su visión para guiar todas sus experiencias de aprendizaje, cada una de las cuales es una oportunidad de crecimiento y desarrollo. Desde los 2 a los 5 años, el niño ajusta las habilidades visuales adquiridas durante la infancia y desarrolla otras nuevas.

Años vitales: 2 a 5

Apilar bloques de construcción, rodar pelotas, colorear, dibujar, cortar o ensamblar juguetes ayuda a mejorar las habilidades visuales. Los niños en edad preescolar dependen de su visión para aprender tareas que los prepararán para la escuela, desarrollando la coordinación ojo-mano-cuerpo guiada por la vista, las habilidades motoras finas y las habilidades de percepción visual necesarias para aprender a leer y escribir. Los pasos tomados a esta edad para ayudar a asegurar que la visión se desarrolle normalmente pueden dar a un niño una buena ventaja inicial para la escuela.

Aquí es cuando los padres deben estar atentos a la presencia de problemas de visión como ojos cruzados (estrabismo) u ojo vago (ambliopía). El estrabismo implica que uno o ambos ojos se vayan hacia adentro o hacia afuera. La ambliopía es una falta de visión clara en un ojo, que no se puede corregir por completo con anteojos. A menudo se desarrolla como resultado del estrabismo, pero puede ocurrir sin signos notorios. Los padres también deben estar atentos a cualquier retraso en el desarrollo de sus hijos, como dificultad en el reconocimiento de colores, formas, letras y números, que pueden indicar un problema de visión

Cómo pueden ayudar los padres

Hay cosas cotidianas que puedes hacer en casa para ayudar a desarrollar la visión de tu hijo. Jugar con otros niños, juguetes y juegos pueden ayudar a estimular el proceso. Aun así, los exámenes de la vista a los 3 y 5 años son importantes para detectar y tratar problemas antes de que el niño comience la escuela. Aquí hay varias cosas que puedes hacer para ayudar a tu hijo a desarrollar con éxito sus capacidades visuales:

  • Practica lanzar y atrapar una pelota o una bolsa de legumbres.

  • Léele en voz alta a tu hijo y déjalo ver lo que se está leyendo.

  • Dale una pizarra con tiza, pinturas para los dedos u otras formas de colorear, cortar o pegar.

  • Promueve actividades lúdicas que requieran coordinación ojo-mano.

  • Jueguen juegos de memoria sencillos.

  • Dense tiempo para jugar al aire libre, por ejemplo, andar en bicicleta, columpiarse o rodar.

  • Incentiva la interacción con otros niños.

Niños de 6 a 18 años

Visión en edad escolar

Se ha estimado que hasta el 80% de lo que aprende un niño ocurre a través de sus ojos. Leer, escribir y usar computadores están entre las tareas visuales que los estudiantes realizan a diario. Los ojos de un niño están constantemente en uso en el aula y en el juego. Cuando su visión no funciona correctamente, la educación y participación en los deportes pueden verse afectadas.

Ayúdales a aprender y crecer

A medida que los niños progresan en la escuela, se enfrentan a mayores demandas de sus capacidades visuales. El tamaño de la letra de los libros escolares se reduce y la cantidad de tiempo dedicado a leer y estudiar aumenta significativamente. El aumento del trabajo en clase y tareas puede generar demandas significativas en los ojos de un niño. Desafortunadamente, las capacidades visuales de algunos estudiantes no cumplen las expectativas. Cuando ciertas capacidades visuales no se han desarrollado, o están poco desarrolladas, el aprendizaje es difícil y estresante y los niños típicamente:


  • Evitarán la lectura y otras tareas de visión cercana tanto como sea posible.

  • Intentarán hacer el trabajo de todos modos, pero con un nivel reducido de comprensión o eficiencia.

  • Tendrán molestias, fatiga y poca capacidad de concentración.


Algunos niños con dificultades de aprendizaje exhiben comportamientos específicos de hiperactividad y distracción. A menudo son etiquetados como niños con "Trastorno por déficit de atención e hiperactividad" (TDAH). Sin embargo, los problemas de visión no detectados y no tratados pueden provocar algunos de los mismos signos y síntomas comúnmente atribuidos al TDAH. Debido a que la visión puede cambiar con frecuencia durante los años escolares, es importante examinar la vista y los ojos regularmente.

El problema de visión más común es la miopía o visión corta. Sin embargo, algunos niños tienen otras formas de error refractivo como la hipermetropía y el astigmatismo. Los problemas de enfoque, seguimiento y coordinación ocular también pueden afectar el rendimientoescolar y deportivo. Los lentes oftálmicos o lentes de contacto pueden proporcionar corrección para muchos problemas de visión y puede sernecesario un programa de terapia visual para ayudar a desarrollar o mejorar las capacidades visuales.


Capacidades visuales para el éxito

La visión es más que la capacidad de ver con claridad o tener una vista de 20/20. También es la capacidad de comprender y responder a lo que se ve. Las habilidades visuales básicas incluyen la capacidad de enfocar los ojos, usar ambos ojos juntos como un equipo y moverlos de manera efectiva. Otras capacidades de percepción visual incluyen:


  • Reconocimiento: la capacidad de diferenciar entre letras como "b" y "d".

  • Comprensión para "imaginar" en nuestra mente lo que está sucediendo en una historia que estamos leyendo.

  • Retención para poder recordar detalles de lo que leemos.

  • Cada niño necesita tener las siguientes capacidades visuales para una lectura y aprendizaje efectivos: Agudeza visual para ver claramente a distancia (pizarra), distancia intermedia (computadora) y de cerca (lectura).

  • Enfoque ocular para mantener una visión clara de forma rápida y precisa a medida que cambia la distancia de los objetos.

  • Seguimiento ocular para mantener los ojos en el blanco cuando se mira de un objeto a otro, se mueven los ojos a lo largo de una página impresa o se sigue un objeto en movimiento como una pelota.

  • Trabajo conjunto de ambos ojos para coordinar y usarlos juntos al moverlos a lo largo de una página impresa y para determinar distancias y ver la profundidad en el trabajo en clase y los deportes.

  • Coordinación ojo-mano para usar información visual para controlar y dirigir las manos al dibujar una imagen o al intentar pegarle a una pelota.

  • Procesamiento de información visual: la capacidad de organizar imágenes a partir de una página impresa en letras, palabras e ideas y de comprender, interpretar y recordar lo que se ve.

Si falta alguna de estas capacidades visuales o no funciona correctamente, el niño tendrá que trabajar más duro. Esto puede provocar dolores de cabeza, fatiga y otros problemas de cansancio visual. Los padres y los maestros deben estar atentos a los síntomas que pueden indicar que un niño tiene un problema de visión.


Cuidados de tus ojos y lentes

Protección UV

Los rayos ultravioleta (UV) no solo son una causa importante del cáncer de piel, sino que pueden dañar tus ojos de muchas maneras. GMO garantiza que las gafas que vendemos sean tan protectores como atractivo es su diseño. También podemos mostrarte cómo proteger tus ojos a través de lentes oftálmicos y lentes de contacto.

Tipos de rayos UV que nos afectan

La radiación ultravioleta cubre un rango de longitudes de onda divididas en tres grupos: A, B y C, que son invisibles para el ojo humano y que la piel no puede sentir, pero de los cuales hay que protegerse. La radiación UVA es la más común y penetra más profundamente, pasando a través de la córnea para alcanzar el cristalino y la retina dentro de los ojos. La radiación UVB penetra menos profundamente pero puede causar quemaduras solares, arrugas y envejecimiento prematuro. La radiación UVC es potencialmente la más peligrosa, pero casi toda es bloqueada por la capa de ozono, situación que puede cambiar con el agotamiento del ozono. No solo el sol puede dañar nuestros ojos. La sobreexposición a la luz y la radiación electromagnética de las pantallas de los computadores* también pueden causar problemas oculares.


La luz del sol puede afectar más tus ojos a mayores altitudes y cuando se refleja en el agua, arena blanca, hielo o nieve.

¿Cuál es el daño?

La radiación UVB es una causa importante de cataratas y se ha relacionado con el desarrollo de la degeneración macular. Se cree que los rayos UVB ayudan a causar pinguécula y pterigion, crecimientos antiestéticos en la superficie del ojo que pueden causar problemas en la córnea y visión distorsionada. Los rayos UVB también pueden causar fotoqueratitis, conocida como "ceguera de la nieve", una inflamación dolorosa de la córnea que nos resulta familiar a muchos de quienes hemos pasado demasiado tiempo en la playa o esquiando sin la protección adecuada para los ojos.

¿Cuándo comienza a afectarnos?

El riesgo de daño ocular por la radiación UV es acumulativo, por lo que el peligro continúa creciendo a medida que pasamos tiempo al sol durante nuestra vida. Es importante que los niños se acostumbren a usar gafas y sombreros que se ajusten correctamente a su tamaño desde una edad muy temprana, ya que pueden pasar mucho más tiempo al aire libre. Los niños también son más susceptibles al daño de la retina porque los lentes de sus ojos son más claros, lo que permite que más radiación UV penetre profundamente en sus ojos.

¿Cómo podemos protegernos?

Usa gafas con un alto factor de protección ocular (EPF, por sus siglas en inglés), incluso a la sombra o cuando esté luminoso pero nublado; son imprescindibles en la playa o la nieve, donde la radiación reflejada puede aumentar aún más el potencial de daño. Las gafas envolventes son los mejores, ya que reducen la entrada de radiación por los lados y las gafas polarizados son particularmente buenos para reducir el deslumbramiento. Aunque tus lentes de contacto bloqueen los rayos UV, de todos modos debes usar gafas para proteger las partes del ojo que no están cubiertos por ellos.



Las lunas cumplen muchas funciones. Corrigen tu visión, te ayudan a leer con comodidad y te permiten cambiar tu imagen para que siempre te veas increíble. Sin embargo, su función más importante es la de cuidar tus ojos, protegiéndolos de la radiación ultravioleta.


Cuida tus ojos

Queremos ayudarte a cuidar bien tus ojos cansados. Aunque no lo creas, todos parpadeamos unas 17.000 veces al día*. Por lo tanto, no es de extrañar que ocasionalmente nuestros ojos se sientan cansados o con dolor. Por eso hemos desarrollado los 5 mejores consejos para el cuidado de la vista de GMO

Los 5 mejores consejos para el cuidado de la vista de GMO

Examina tu vista regularmente

Podemos dar por sentados nuestros ojos, pero deberíamos agradecer lo que hacen por nosotros. Empieza por un examen visual de 30 minutos cada dos años como mínimo. Es posible que algunos de nosotros necesitemos exámenes más frecuentes si tenemos enfermedades oculares particulares o más de 40 años. Si tienes familia, ¿por qué no hacerse el examen al mismo tiempo, para que todos tengan la oportunidad de ver más claramente?

Protégete de la radiación UV

El daño que causan los rayos UV a menudo es irreversible. Sí, irreversible. Estos rayos nocivos del sol también se reflejan en superficies como el agua, la arena y la nieve y el daño que causan se ha relacionado con cataratas y cambios conjuntivales. Es más, la región del párpado representa del 5% al 10% de todos los cánceres de piel

La radiación UV ha aumentado entre un 2% y un 6% desde la década de 1990 y los jóvenes pasan más tiempo al aire libre que la mayoría de sus padres. Por lo tanto, trata de persuadir a tus hijos para que se acostumbren a usar gafas especiales para niños, incluso en días nublados cuando la luz UV aún puede penetrar. Los gafas varían enormemente en calidad, y algunos proporcionan solo una pequeña cantidad de protección UV. Debes usar gafas de categoría 2 como mínimo, según los estándares para los gafas. Conoce más sobre las categorías en estándares para los gafas. Si usas anteojos ópticos, recuerda que el 85% de nuestros gafas pueden estar equipados con cristales graduados y están 100% protegidos contra los rayos UV, por lo que no tienes que sacrificar el estilo para lograr una visión perfecta.

Come bien y ejercítate

Tus ojos necesitan una dieta rica en antioxidantes y ácidos grasos omega. Comer frutas, nueces y pescados grasos o huevos un par de veces a la semana ayudará a mantenerlos saludables. Al hacer esto, puedes reducir la probabilidad de tener ojos secos y degeneración macular. Los alimentos que son buenos para sus ojos incluyen:


  • Pescado azul: salmón, arenque y sardinas por sus ácidos grasos omega-3.

  • Frutas: arándanos, ciruelas secas, pasas y fresas, ya que son ricas en antioxidantes.

  • Verduras de hoja verde: espinacas, brócoli y col rizada por sus vitaminas y minerales esenciales.

  • Huevos: por sus ácidos grasos, luteína, vitaminas B y zinc.

  • Chocolate negro: por sus antioxidantes y flavonoides.

  • Ajo: que puede mejorar el flujo sanguíneo y estimular el sistema inmunológico.


Algunas enfermedades oculares, como la retinopatía diabética, también están asociadas con la falta de actividad y ejercicio, por lo que estar en forma puede ayudar a mantener tus ojos saludables*. Cuánto ejercicio hagas depende de ti, pero incluso agregar una caminata rápida a tu rutina diaria es beneficioso.

Descansa tus ojos

Trabajar durante horas frente a un computador, tablet o teléfono móvil puede provocar fatiga de los ojos, ya que estos se fijan en la pantalla a una distancia específica durante períodos largos. Descansa unos minutos para refrescar sus ojos siguiendo nuestros consejos. Si aún sientes que tus ojos están cansados y adoloridos al final del día, podría ser el momento de un examen visual, aunque no sea la fecha de tu control.


  • Pon un recordatorio en tu computador para tomar un descanso de 2 a 3 minutos de la pantalla cada 45 minutos.

  • Limita el uso del computador y videojuegos a tus hijos a 45 minutos por sesión.

  • Parpadea con frecuencia, ya que te ayuda a evitar la sequedad y la irritación de los ojos.

  • Solicita un revestimiento antirreflectante en tus anteojos para minimizar el deslumbramiento.

  • Evita la iluminación que se encuentra en tu línea de visión directa o que se refleja en tu pantalla.

  • Coloca cualquier material de referencia o de lectura a la misma distancia que tu pantalla para que tus ojos no tengan que reajustarse.


Revisa tu historia familiar

Algunas enfermedades oculares pueden ser genéticas. Estas son algunas de las enfermedades y afecciones hereditarias más comunes:


  • La acromatopsia se puede heredar de ambos padres e implica una disminución de la visión, sensibilidad a la luz y pérdida de color en la visión. Los cristales tintados pueden ayudar a aliviar la sensibilidad**

  • Daltonismo: las personas daltónicas son deficientes en la visión del color. No hay tratamiento y la mayoría de las personas se ajustan a esta alteración. Afecta aproximadamente a 1 de cada 10 hombres, y rara vez a las mujeres. El tipo más común es la dificultad para distinguir entre rojo y verde: el azul y el amarillo también pueden causar confusión.

  • Retinitis pigmentaria: una enfermedad ocular hereditaria resultante de un gen mutado que hace que la retina se degenere. Suele aparecer en la infancia, pero los problemas de visión no ocurren hasta finales de la adolescencia y desde los veinte años de edad. Esta enfermedad puede hacer que las personas se vuelvan legalmente ciegas a los 40 años.


La genética del color de los ojos es tan compleja que puede ocurrir casi cualquier combinación de colores de ojos entre padres e hijos.

Cómo limpiar tus Lentes

¿Te ha pasado que limpias tus lentes y quedan más sucios que antes? Eso quiere decir que no lo estás haciendo bien, en este video te mostramos cómo hacerlo


Cómo elegir el armazón



¿Sabías que los Lentes tienen tallas?